Especialidades Psicológicas

ADICCIÓN A SUSTACIAS

Son muchos los términos utilizados para hacer referencia a la relación de los jóvenes con las drogas: consumo para el ocio, ocasional, experimental, problemático, de riesgo, etc.

Fases por las que pasa un joven en relación a las drogas hasta llegar al abuso y la adicción:

  • Fase 1: experimentación.
    Los adolescentes suelen empezar a experimentar con las drogas a la vez que ocurre el proceso de socialización con los compañeros. En este primer contacto, la actitud del adolescente es pasiva, no hace nada por conseguirla, la oferta le viene de su entorno cercano de amistades.
  • Fase 2: consumo regular.
    El joven pasa a realizar un consumo más regular de la sustancia o sustancias psicoactivas. Al tiempo que el organismo va desarrollando tolerancia, el joven necesita una mayor cantidad de droga para experimentar los efectos de esta.
  • Fase 3: consumo diario.
    La droga pasa a ser el elemento central de la vida del joven. El consumo es diario. Todas las actividades del joven comienzan a girar en torno a la sustancia. Hay un abandono significativo de las actividades que realizaba con la familia, en la escuela y otros compañeros consumidores.
  • Fase 4: dependencia.
    El joven utiliza la droga para sentirse normal. Puede cambiar la preferencia por el tipo de droga y consume mayores cantidades de alcohol y otras sustancias. El adolescente dedica mucho tiempo a consumir la droga para sentirse bien y evitar los síntomas del síndrome de abstinencia.
 

CRITERIOS SEGÚN DSM-IV-R

Un patrón desadaptativo de consumo de la sustancia que conlleva un deterioro o malestar clínicamente significativos, expresado por tres (o más) de los ítems siguientes en algún momento de un período continuado de 12 meses:

  1. Tolerancia, definida por cualquiera de los siguientes ítems:
    (a) Una necesidad de cantidades marcadamente crecientes de la sustancia para conseguir la intoxicación o el efecto deseado
    (b) El efecto de las mismas cantidades de sustancia disminuye claramente con su consumo continuado
  2. Abstinencia, definida por cualquiera de los siguientes ítems:
    (a) El síndrome de abstinencia característico para la sustancia (v. Criterios A y B de los criterios diagnósticos para la abstinencia de sustancias específicas).
    (b) se toma la misma sustancia (o una muy parecida) para aliviar o evitar los síntomas de abstinencia.
  3. La sustancia es tomada con frecuencia en cantidades mayores o durante un período más largo de lo que inicialmente se pretendía.
  4. Existe un deseo persistente o esfuerzos infructuosos de controlar o interrumpir el consumo de la sustancia.
  5. Se emplea mucho tiempo en actividades relacionadas con la obtención de la sustancia (p. ej., visitar a varios médicos o desplazarse largas distancias), en el consumo de la sustancia (p. ej., fumar un pitillo tras otro) o en la recuperación de los efectos de la sustancia.
  6. Reducción de importantes actividades sociales, laborales o recreativas debido al consumo de la sustancia.
  7. se continúa tomando la sustancia a pesar de tener conciencia de problemas psicológicos o físicos recidivantes o persistentes, que parecen causados o exacerbados por el consumo de la sustancia (p. ej., consumo de la cocaína a pesar de saber que provoca depresión, o continuada ingesta de alcohol a pesar de que empeora una úlcera).

 

Centro Psicomar    psicomar@psicomar.es