Especialidades Psicológicas

Alta Capacidad Intelectual y Disincronía Evolutiva

         

 

Alta capacidad intelectual y Disincronía Evolutiva

Cuando hablamos de Alta Capacidad Intelectual (concepto generalmente conocido como superdotación) hacemos referencia a una serie de características que implican un coeficiente intelectual, como medida de la inteligencia global del niño, superior a 130, un rendimiento intelectual superior a la media (capacidad de aprendizaje, memoria, rendimiento académico…) y una alta motivación hacia el estudio y aprendizaje, es decir, una curiosidad intelectual desbordante. Además, es característica la presencia de Pensamiento divergente o gran creatividad, lo que les permite ser innovadores a la hora de plantear soluciones, adoptar puntos de vista críticos o poseer una gran imaginación
Todas las características que se mencionarán no se dan en todos los niños con alta capacidad intelectual, pero sí que responden en su mayoría al perfil general que presentan estos niños y niñas, que se caracterizan porque:

  • Poseen un conocimiento más amplio y profundo que el resto de sus compañeros, siendo capaces de adquirir los conocimientos de una forma más rápida y eficaz. Suelen ser lectores precoces y poseen una gran memoria.
  • Son capaces de generalizar los conceptos aprendidos a otros campos y de mostrar un amplio nivel de planificación.
  • Son capaces de seleccionar la información que le será útil para definir un problema y de localizar o diseñar las estrategias para resolverlo.
  • Muestran una gran curiosidad ante tareas que les supongan un reto. Por el contrario, se aburren y muestran desinterés ante tareas simples, repetitivas o con poca dificultad.
  • Generalmente comienzan a hablar antes de lo habitual, utilizando un vocabulario complejo y oraciones bien construidas. Además, dado que su comprensión del lenguaje es muy elevada, son capaces de entender desde pequeños conversaciones de adultos, lo que les permite, a su vez, ampliar sus propios conocimientos.
  • Otros signos de un lenguaje avanzado son la elaboración de historias o canciones, la modificación de su propio lenguaje a la hora de utilizarlo con niños más pequeños, etc. También la capacidad para captar la ironía y el sentido del humor, aunque en ocasiones su propio humor no es comprendido por los demás. Desde muy pequeños poseen una gran imaginación y fantasía.
  • Generalmente son más sensibles a las necesidades y sentimientos de otras personas.
  • Suelen aprender antes de lo habitual a jugar con juegos que poseen reglas.
  • Generalmente muestran capacidad de liderazgo, que suele presentarse en ciertos aspectos como la aceptación de responsabilidades, la preferencia por dirigir el grupo.
  • Suelen poseer un amplio sentido moral y de la justicia, al tiempo que desarrollan antes el autoconcepto, lo cual acelera el reconocimiento de que son “distintos” de los demás.

 

 

Los niños de altas capacidades intelectuales pueden desarrollarse de forma asíncrona: el desarrollo de sus mentes suele estar más avanzado que su crecimiento físico, y las funciones mentales suelen desarrollarse de forma distinta. Aunque no siempre esa asincronía se manifiesta como una aceleración.

Tener alta capacidad intelectual NO es un problema educativo; sin embargo, una atención inadecuada de la misma puede -aunque no siempre- convertirla en un problema.La realidad, por lo general, que viven a diario estos alumnos en sus escuelas es que no reciben el estímulo intelectual que necesitan.

 

En algunos casos, la superdotación además puede presentar desventajas o problemas:

  • Algunos niños superdotados no tienen mejores notas académicas que la media, un pequeño porcentaje de ellos puede sufrir fracaso escolar porque aprenden y comprenden de una manera diferente.
  • La edad mental del niño superdotado se encuentra a veces en desfase con su edad física , lo que se denomina Disincronía Evolutiva y sus necesidades afectivas a veces son mayores que las de cualquier otro debido a su hipersensibilidad e hiperreceptividad tanto sensoriales como emocionales e intelectuales.
  • A algunas personas superdotadas se les atribuyen erróneamente problemas de atención. Aprenden rápido y pronto se aburren y se distraen con otras cosas que captan su interés, lo que les hace parecer estar "en las nubes". Este comportamiento a veces lleva a los niños superdotados a ser confundidos con niños hiperactivos o inatentos.


Por lo tanto, cuando hablamos de Alta Capacidad Intelectual (concepto generalmente conocido como superdotación) hacemos referencia a una serie de características que implican tres aspectos del niño:

Un Coeficiente Intelectual, como medida de la inteligencia global del niño, superior a 130, un rendimiento intelectual superior a la media (capacidad de aprendizaje, memoria, rendimiento académico…etc.) y una alta motivación hacia el estudio y aprendizaje, es decir, una curiosidad intelectual desbordante. Además, es característica la presencia de Pensamiento Divergente o gran creatividad, lo que les permite ser innovadores a la hora de plantear soluciones a los problemas, adoptar puntos de vista críticos o poseer una gran imaginación.

Los niños con alta capacidad intelectual no siempre son identificados, aunque su prevalencia en la población escolar se estima en torno a un 5%.

El niño con estas características a menudo se aburre mucho en clase, se suele mostrar preocupado por temas trascendentales impropios para su edad (la muerte, el futuro de la humanidad…etc), tiene mucha curiosidad por diversos temas o puede mostrar un talento especial para la música, las matemáticas o alguna disciplina física. Les caracteriza un lenguaje rico y elaborado, y a menudo han aprendido a leer con mucha facilidad o de forma autónoma.
Algunas de las dificultades con las que se enfrentan estos niños están relacionadas con las interacciones sociales con sus iguales (suelen preferir relacionarse con niños mayores) , con el rendimiento escolar (a menudo se aburren y desmotivan ) y con la llamada Disincronía Evolutiva,  la cual se produce porque su madurez intelectual es superior a la de su edad cronológica, pero no su madurez emocional. Por ello son especialmente sensibles, ya que perciben o se plantean cuestiones “adultas”, las cuales al no estar preparados emocionalmente para gestionar, les puede producir ansiedad, temor o tristeza.

También es frecuente que presenten problemas de conducta, especialmente en el aula.

Los niños con Alta Capacidad Intelectual necesitan una adaptación curricular en el colegio que les permita disfrutar de una enseñanza adaptada a sus necesidades y características que les permita desarrollar su potencialidad.

 

 

Centro Psicomar    psicomar@psicomar.es