Especialidades Psicológicas

¿QUÉ SON LAS PESADILLAS?

Son sueños que pueden ser aterradores para el niño para los padres, y también para los padres y son, con frecuencia, el resultado de sentimientos de inseguridad, ansiedades, miedos o preocupaciones. Estas reacciones de miedo son comunes y normales, se producen durante la segunda mitad de la noche y aparecen normalmente a los 3 años, teniendo su punto máximo entre los 4 y los 6 años. Las niñas son susceptibles de padecerlas más tarde que los niños.

El niño al despertarse mantiene contacto con la realidad y tiene la sensación de haber soñado con una amenaza inmediata. La ansiedad tiene a desaparecer rápidamente.

Las pesadillas pueden estar inducidas por: enfermedades, dolor, sobreexcitación, miedo, ansiedad, programas violentos de televisión, amenazas por parte de los padres, etc.

CRITERIOS SEGÚN DSM IV

A. Despertares repetidos durante el período de sueño mayor o en las siestas diurnas, provocados por sueños extremadamente terroríficos y prolongados que dejan recuerdos vividos, y cuyo contenido suele centrarse en amenazas para la propia supervivencia, seguridad o autoestima. Los despertares suelen ocurrir durante la segunda mitad del período de sueño.

B. Al despertarse del sueño terrorífico, la persona recupera rápidamente el estado orientado y despierto (a diferencia de la confusión y desorientación que caracterizan los terrores nocturnos y algunas formas de epilepsia).

C. Las pesadillas, o la alteración del sueño determinada por los continuos despertares, provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

D. Las pesadillas no aparecen exclusivamente en el transcurso de otro trastorno mental (p. ej., delirium, trastorno por estrés postraumático) y no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas, fármacos) o de una enfermedad médica.

 

Centro Psicomar    psicomar@psicomar.es