Especialidades Psicológicas

¿QUÉ ES EL SONAMBULISMO?

Entre el 10 y el 15% de niños caminan dormidos por lo menos una vez en su vida. La mayoría lo supera, pero un 2% lo hacen hasta la edad adulta. Este fenómeno se produce normalmente durante las 3 ó 4 primeras horas de sueño y consiste en la repetición automática de conductas automáticas aprendidas durante el día.

El sonambulismo, término técnico para designar a los que tienen este hábito, es de causa desconocida, por consiguiente, no es la manifestación física de un sueño ni parece asociarse a problemas psicológicos o desórdenes emocionales. Parece tener una incidencia familiar y normalmente desaparece en la adolescencia.

Cuando un niño anda dormido mantiene los ojos abiertos, pero vidriosos, dando apariencia de no ver. Los paseos pueden durar desde pocos minutos hasta una hora y no son en sí mismos peligrosos excepto por el hecho de que las personas que se pasean dormidas, y por lo tanto sin control, pueden hacerse daño. Los padres deben crear formas de protección para que el niño no se haga daño mientras camina dormido.

CRITERIOS PARA EL DIAGNÓSTICO SEGÚN DSM-IV-R

A. Episodios repetidos que implican el acto de levantarse de la cama y andar por las habitaciones en pleno sueño, que tienen un lugar generalmente durante el primer tercio del período de sueño mayor.

B. Durante estos episodios, el individuo tiene una mirada fija y perdida, se muestra relativamente arreactivo a los intentos de los demás para establecer un diálogo con él y sólo puede ser despertado a base de grandes esfuerzos.

C. Al despertar (tanto en pleno episodio como a la mañana siguiente), el sujeto no recuerda nada de lo sucedido.

D. A los pocos minutos de despertarse del episodio de sonambulismo, el individuo recobra todas sus facultades y no muestra afectación del comportamiento o las actividades mentales (aunque en un primer momento puede presentar confusión o desorientación).

E. Los episodios de sonambulismo provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

F.

La alteración no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas, medicamentos) o de una enfermedad médica.

 

Centro Psicomar    psicomar@psicomar.es