Especialidades Psicológicas

TRASTORNO POR RUMIACIÓN

Se caracteriza por la regurgitación y nueva masticación repetida de alimento que lleva a cabo un niño tras un período de funcionamiento normal y que dura por lo menos 1 mes.

Suele darse en mayor proporción en varones que en mujeres. Los niños con este trastorno asumen una postura característica, estirando y arqueando la espalda con la cabeza colgando hacia atrás, producen movimientos de succión con la lengua y dan la impresión de experimentar satisfacción con tal actividad.

La regurgitación no está asociada a náuseas, arcadas, disgusto o alguna enfermedad gastrointestinal. Los niños con trastorno de rumiación se muestran generalmente irritables y hambrientos entre los episodios de regurgitación. Aunque el niño parece estar hambriento e ingiere grandes cantidades de alimento, puede haber malnutrición.

DIAGNÓSTICO SEGÚN DSM-IV-R

A. Regurgitaciones repetidas, sin náuseas o enfermedad gastrointestinal asociada por lo menos durante un mes, tras un período de funcionamiento normal.

B. Pérdida de peso o incapacidad para alcanzar el peso normal.

ETIOLOGÍA

El retraso mental parece ser un factor predisponente. Ciertos problemas psicosociales, como falta de estimulación, abandono, situaciones vitales estresantes y problemas en las relaciones padres-niño, pueden constituir otros tantos factores predisponentes.

CURSO

La edad de inicio se sitúa entre los 3 y los 12 meses de edad, excepto en sujetos con retraso mental, en quienes el trastorno se puede iniciar después.El trastorno se observa con mayor frecuencia en niños pequeños, pero puede verse en sujetos de más edad, particularmente con retraso mental.

En los niños el trastorno suele remitir espontáneamente. Sin embargo, en algunos casos graves el curso es continuo.

 

Centro Psicomar    psicomar@psicomar.es