Especialidades Psicológicas

¿QUÉ ES EL TRASTORNO POR ATRACONES?

Este trastorno se caracteriza por atracones de comida recurrentes que se asocian a la falta de control sobre la alimentación.

Se define atracón como el consumo a lo largo de un periodo corto de tiempo de una cantidad de comida muy superior a la que la mayoría de los individuos comerían. Un periodo corto de tiempo significa generalmente inferior a 2 horas. Los atracones no tienen porque producirse en un solo lugar; por ejemplo un individuo puede empezar en el cumpleaños de un amigo y luego continuar en su casa. No se considera atracón el ir picando pequeñas cantidades de comida a lo largo del día.

A pesar que el tipo de comida que se consume en los atracones, puede ser variada, se trata de dulces y alimentos de alto contenido calórico (como helados o pasteles). Sin embargo los atracones se caracterizan más por una cantidad anormal de comida ingerida que por una ansia de comer un alimento determinado, como hidratos de carbono.

Los atracones se realizan en general a escondidas o lo más disimuladamente posible. Suelen durar hasta que el individuo no puede más, incluso hasta que llegue a sentir dolor por estar tan lleno. Se acompañan también de sensación falta de control.

La frecuencia de los atracones debe ser, como media, de al menos 2 días por semana durante un periodo mínimo de 6 meses.

CRITERIOS DIAGNÓSTICOS SEGÚN EL DSM-IV

A. Episodios recurrentes de atracones. Un episodio de atracón se caracteriza por las dos condiciones siguientes:

  1. Ingesta, en un corto período de tiempo, de una cantidad de comida definitivamente superior a la que la mayoría de las personas podría consumir en el mismo tiempo y bajo circunstancias similares.
  2. Sensación de pérdida del control sobre la ingesta durante el episodio (p.ej. sensación de que uno no puede parar de comer o controlar qué o cuánto está comiendo).

B. Los episodios de atracón se asocian a tres o más de los siguientes síntomas:

  1. Ingesta mucho más rápida de lo normal.
  2. Comer hasta sentirse desagradablemente lleno.
  3. Ingesta de grandes cantidades de comida a pesar de no tener hambre.
  4. Comer a solas para esconder su voracidad.
  5. Sentirse a disgusto con uno mismo, depresión, o gran culpabilidad después del atracón.

C. Profundo malestar al recordar los atracones.

D. Los atracones tienen lugar al menos dos días a la semana durante seis meses.

E. El atracón no se asocia a estrategias compensatorias inadecuadas (p.ej. purgas, ayuno, ejercicio físico excesivo) y no aparecen exclusivamente en el transcurso de una Anorexia Nerviosa o una Bulimia Nerviosa.

ETIOLOGÍA

La causa del trastorno por atracón todavía no es conocida, y los investigadores ahora están empezando a entender las consecuencias del trastorno y los factores que contribuyan a su desarrollo. Como otros trastornos alimenticios, parece que el trastorno por atracón resulta de una combinación de factores psicológicos, biológicos, y medioambientales.

Los trastornos alimenticios, incluyendo el trastorno por atracón, tienden a ser más comunes en las mismas familias, sugiriendo una susceptibilidad del trastorno por atracón que igual se puede heredar.

TRATAMIENTO

Para los trastornos alimenticios hace falta un plan de tratamiento multidisciplinar, el que hay abordar el problema desde la terapia individual, la medicina, una persona especializada en nutrición y el apoyo familiar.

La meta del tratamiento para el trastorno por atracón es ayudar al niño a  tomar control de sus hábitos de comer.

 

Centro Psicomar    psicomar@psicomar.es