Especialidades Psicológicas

TRASTORNO DEL LENGUAJE EXPRESIVO

Es una afección en la cual un niño tiene una capacidad por debajo de lo normal en cuanto a vocabulario, producción de oraciones complejas y recordar palabras. Sin embargo, los niños con este trastorno pueden tener las habilidades normales del idioma necesarias para entender la comunicación verbal o escrita.

Al hablar omiten palabras, sus estructuras gramaticales están limitadas, ordenan incorrectamente las palabras y les resulta difícil seguir una conversación.
El trastorno de expresión del lenguaje, se puede hacer evidente antes de los 3 años, este estado causa preocupación en los padres de los niños que parecen inteligentes, pero todavía no hablan, o poseen poco vocabulario o baja compresión. El período de 4 a 7 años resulta crucial.

Normalmente a los 8 años, queda establecida una de las dos direcciones evolutivas. 


CRITERIOS PARA EL DIAGNÓSTICO SEGÚN DSM-IV-R

A. Las puntuaciones obtenidas mediante evaluaciones del desarrollo del lenguaje expresivo, normalizadas y administradas individualmente, quedan sustancialmente por debajo de las obtenidas mediante evaluaciones normalizadas tanto de la capacidad intelectual no verbal como del desarrollo del lenguaje receptivo. El trastorno puede manifestarse clínicamente a través de unos síntomas que incluyen un vocabulario sumamente limitado, cometer errores en los tiempos verbales o experimentar dificultades en la memorización de palabras o en la producción de frases de longitud o complejidad propias del nivel evolutivo del sujeto.

B. Las dificultades del lenguaje expresivo interfieren el rendimiento académico o laboral o la comunicación social.

C. No se cumplen criterios de trastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo ni de trastorno generalizado del desarrollo.

D. Si hay retraso mental, déficit sensorial o motor del habla, o privación ambiental, las deficiencias del lenguaje deben exceder de las habitualmente asociadas a tales problemas.

PREVALENCIA

Se estima que un 3-5% de los niños pueden estar afectados por el trastorno del lenguaje expresivo.

El problema aparece con mayor probabilidad en niños con antecedentes familiares de trastornos del lenguaje y la comunicación. Se presenta con más frecuencia en varones que en mujeres, en una proporción 3:1.

ETIOLOGÍA

Se han descrito diversas etiologías que comprenden factores neurológicos, genéticos, ambientales y familiares. En determinados casos actúan conjuntamente influencias perinatales, tóxicas y metabólicas. Se han propuesto también como causas daños sutiles en el cerebro y retrasos en la maduración del desarrollo cerebral, aunque no existen evidencias al respecto. Así, se ha informado de que los niños con trastorno del lenguaje expresivo presentan menor flujo sanguíneo cerebral en el hemisferio izquierdo.

 

Centro Psicomar    psicomar@psicomar.es