Especialidades Psicológicas

¿QUÉ ES EL TRASTORNO GENERALIZADO DE DESARROLLO NO ESPECIFICADO?

Puede ser incluido bajo el concepto de trastornos del espectro autista. Está caracterizado por retrasos y alteraciones cualitativas en el desarrollo de las áreas sociales, cognitivas y de comunicación, así como un repertorio repetitivo, estereotipado y restrictivo de conductas, intereses y actividades. En la mayoría de casos, el desarrollo es atípico o anormal, desde las primeras edades siendo su evolución crónica. Sólo en contadas ocasiones las anomalías se presentan después de los cinco años de edad.
Se trata de una categoría residual que se usara para aquellos trastornos que se ajustan a la descripción general de trastornos generalizados del desarrollo pero no cumplen los criterios de ninguno de los apartados.

A continuación se exponen las diferentes áreas en las que pueden presentar déficits significativos los niños con T.G.D. no especificado:

  • Conciencia y orientación.
  • Atención y memoria.
  • Capacidad intelectual.
  • Afectividad y comportamiento social.
  • Lenguaje y pensamiento.
  • Sensopercepción.
  • Psicomotricidad.
  • Trastorno impulsos.
  • Conducta anómala.
    -Resistencia al cambio
    -Comportamiento ritualista
    -Obsesiones y miedos

EPIDEMIOLOGÍA

No se ha podido verificar su mayor ocurrencia dentro de ningún estrato social determinado ni en ninguna cultura en particular. Sí es conocida su mayor incidencia en varones (3-4/1), si bien parece que cuando se registra en mujeres suele cursar con una sintomatología más severa. 
Respecto a la prevalencia se establece alrededor de 4 a 7 de cada 10.000 niños aproximadamente.

ETIOLOGÍA

Se ha demostrado que tiene un componente genético.

Un factor de riesgo relevante son las infecciones víricas. Durante el primer trimestre del embarazo, las infecciones virales aparecen de forma relevante en las historias de las madres de niños con trastornos generalizados del desarrollo, entre las que se citan la rubeola como el virus más frecuente, la toxoplasmosis, la sífilis, y otras.

Por su parte las complicaciones durante el parto como la hipoxia, isquemia y la hemorragia intracraneal se han señalado como posibles causas de autismo de origen prenatal y que afectarían sobre todo a fetos de bajo peso. Sin embargo, actualmente, no hay conclusiones definitivas al respecto.

Finalmente señalar que la exploración del niño con T.G.D. requerirá exámenes médicos, neurológicos y psicológicos.

 

Centro Psicomar    psicomar@psicomar.es