Especialidades Psicológicas

¿Qué es el Transtorno por Tics transitorio?

Los trastornos por tics se caracterizan como vocalizaciones o movimientos motores estereotipados, rápidos, recurrentes e involuntarios.  
Tanto los tics vocales como los motores pueden ser:

  • Simples: si implican sólo unos pocos músculos o un sonido simple.
  • Complejos: si implican muchos grupos de músculos o palabras y frases.

Los tics se experimentan generalmente como irresistibles, pero en ocasiones dejan de ocurrir durante períodos de tiempo. Algunas personas sienten una necesidad o impulso de hacer el tic, en forma de tensión  y al que precede, con la realización del tic, una sensación de alivio.

Su ocurrencia depende del momento del día y del contexto, y suelen disminuir cuando el niño está concentrado, y aumentar en momentos de aburrimiento o relax.

Los tics se consideran transitorios si han ocurrido durante menos de doce meses y crónicos si duran más de doce meses. Para poder hacerse el diagnóstico, los tics deben haber aparecido antes de los 18 años.

En cuanto a la causa del trastorno por tics, se trata de una etiología multicausal. Esto significa que no existe una única causa sino varias que influyen en la aparición de los tics. Están involucrados factores genéticos, diferencias neuroanatómicas y actividad neuroquímica, así como factores conductuales o de aprendizaje.

El transtorno por tics puede causar problemas de autoestima y dificultades en las relaciones sociales, pues los niños con tics suelen ser percibidos como “extraños” o que “hacen cosas raras” por sus congéneres.

El tratamiento del trastorno por tics es básicamente conductual, con ténicas destinadas a disminuir o eliminar la aparición del tic, como la Práctica masiva o la Inversión del hábito, así como técnicas cognitivo conductuales para trabajar la ansiedad, las habilidades sociales, la autoestima…etc.

En un determinado número de casos, el trastorno por tics transitorio evoluciona cronificándose o aumentando la cantidad de tics tratándose entonces del Trastorno de Gilles de la Tourette, por lo que es muy importante hacer el adecuado seguimiento de la evolución del trastorno.

Criterios para el diagnóstico del F95.0 Trastorno de tics  transitorios (307.21)

  1. Tics motores y/o vocales simples o múltiples (esto es, vocalizaciones o movimientos súbitos, rápidos, recurrentes, no rítmicos y estereotipados).
  2. Los tics aparecen varias veces al día, casi cada día durante por lo menos 4 semanas, pero no más de 12 meses consecutivos.
  3. La alteración causa un notable malestar o un deterioro significativo social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.
  4.  El inicio es anterior a los 18 años de edad.
  5. La alteración no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., estimulantes) ni a una enfermedad médica (p. ej., enfermedad de Huntington o encefalitis postvírica).
  6. Nunca se han cumplido criterios de trastorno de la Tourette ni de trastorno de tics crónicos motores o vocales.

 

Centro Psicomar    psicomar@psicomar.es